Acrílico sobre tablex reciclado

53 x 60 cm

 

Discurso de la Obra:

Nacer y morir, los dos grandes ciclos primigenios, opuestos equilibrados por la misma energía.

Todo en el Universo está compensado por su opuesto y complementario, en este caso Lázaro nos presenta una pieza de su ya conocida Mitología Surrealista Psicográfica en la que se pueden ver en cierto equilibrio todos los arquetipos que han inspirado el concepto de nacer.

Mirando al espectador nos encontramos al andrógino, a la super mente, fruto de la complementación de lo que podrían ser las combinaciones hombre/mujer, mujer/mujer u hombre hombre colocados mirando fuera de la pieza (futuro/objetivos) y dándose mutuamete la libertad total.

Del andrógino florecen plantas y flores, como símbolo de la etenidad más allá de lo material y corporal.

Abajo, un animal ancestral nos recuerda quiénes estuvieron antes de nosotros, y por ello protege la estructura vital opuesta al nacimiento que dejamos tras esta vida terráquea.

En un estremo Lázaro ha colocado uno de sus arquetipos más recurrentes, El Observador o el esclavo según se sienta, de espaldas a nosotros ¿Está mirando? ¿Es un esclavo cuyas manos están atadas o es un observador con las mismas en su regazo? ¿medita? y si mira ¿qué estará mirando?

Podemos ver otros símbolos como el rostro sujeto por unas delgadas varas negras como recuerdo que, lo que importa es el presente y que todo no es permanente, que hay que asumirlo con alegría.

En contra punto a este elemento vemos su contrario, un bebé sustentado por la misma suerte.

Todos los demás arquetipos (soles, planetas, ojos, etc...) flotan en el vacío universal, el mismo vacío que se consigue con una meditación profunda.

Artista: Lázaro Totem - Obra: Nacer

€600Precio

    +34 603 844 359

    ©2017 by Latidos Street Art Gallery.